Aspiradora a vapor: 5 errores a evitar durante las fases de limpieza

Incluso con un aspiración a función vapor, se cometen errores. ¡Vamos a descubrirlos juntos!

Autor: Editor: Polti Spain Fecha de publicación:
Aspiradora a vapor: 5 errores a evitar durante las fases de limpieza

Una aspiradora a vapor es una preciada ayuda en las limpiezas de casa: con un solo instrumento, puedes eliminar polvo y suciedad, limpiando las superficies con la fuerza higienizante del vapor.  

Sin embargo, durante las fases de limpieza, a menudo se cometen errores graves que pueden socavar todos los esfuerzos realizados o, lo que es peor, causar daños en casa. Si esto es así,  para los métodos de limpieza más anticuados y tradicionales, para la limpieza con vapor se requiere algún otro recurso que te permita obtener resultados impecables sin mayores esfuerzos o sacrificios.

Si tienes la suerte de tener un aspirador con función vapor, toma nota de estos 5 errores que es mejor no cometer.

  1. No quitar el polvo y suciedad antes de limpiar con vapor

En la limpieza doméstica, es una buena regla comenzar siempre desde la parte superior hacia abajo. Entre los errores de limpieza más frecuentes que se pueden hacer en casa definitivamente está el comenzar desde el suelo. Antes de limpiar los pavimentos, el mejor consejo es primero quitar la suciedad y el polvo, comenzando con muebles, adornos y superficies verticales, y luego llegar al suelo.

Cuando se utiliza una aspiradora a vapor, es necesario pasar primero la aspiración para eliminar la suciedad más importante y luego completar activando la función vapor y aspiración para limpiar y secar las superficies. De esta manera, garantizarás mejores resultados en términos de higiene y limpieza.

  1. Olvidarte regular la cantidad de vapor

Una de las ventajas de usar una aspiradora a vapor para la limpieza de la casa es la capacidad de limpiar e higienizar una amplia gama de superficies y casi todos los tipos suelos.

Antes de usar la función vapor, recuerda siempre ajustar la intensidad del vapor según el tipo de superficie a tratar, sobre todo, con los materiales más delicados. Evita dirigir el chorro de vapor sobre objetos frágiles o sobre superficies demasiado frías antes de ajustar el vapor porque pueden dañarse debido a los cambios de temperatura.

  1. No limpiar el filtro con frecuencia

Olvidarse de limpiar el filtro del aspirador, es sin duda uno de los errores más graves que se pueden cometer. La limpieza del filtro es esencial no solo para el correcto funcionamiento de la función aspiración, sino también para los resultados en términos de higiene y limpieza de la casa.

La limpieza de los filtros no es tan complicada: en la mayoría de los casos, es suficiente pasarlos bajo el chorro de agua del grifo y dejarlos secar. Esta operación debe realizarse con regularidad, también para preservar el rendimiento de tu aspirador con función vapor durante el mayor tiempo posible.

  1. Utilizar agua desmineralizada

A menos que las instrucciones del fabricante digan lo contrario, es recomendable utilizar agua del grifo. Uno de los errores más comunes cuando se usa un aspirador con función vapor,  es usar agua desmineralizada.  No se recomienda porque puede dañar algunos componentes metálicos de la caldera.

  1. No utilizar los accesorios adecuados

Cada modelo de aspirador con función vapor  está acompañado por una serie de accesorios muy útiles, diseñados específicamente para facilitar y hacer más efectiva la limpieza de ciertas superficies. Uno de los errores que se deben evitar con un aspirador con función vapor, es no usar accesorios específicos, por ejemplo, cepillos para suelos delicados, cepillos para alfombras y tapicerías, o incluso boquillas de succión, muy útiles para aspirar el polvo y otros residuos de las superficies más difíciles.

Si tienes la suerte de tenerlos a tu disposición, ¿por qué no usarlos?

Servicios Polti