Trucos para mantener tus alfombras al día

Conoce estos trucos para limpiar y dejar a punto tus alfombras.

Autor: Editor: Polti Spain Fecha de publicación:
Trucos para mantener tus alfombras al día

Las alfombras aportan calidad y confort a nuestros hogares.  Pero mantenerlas limpias y en buen estado, a veces, es un poco complicado.  

Al pisar sobre ellas, se llenan rápidamente de polvo, suciedad, y los temidos ácaros, que hacen que las alergias proliferen.

¡Nosotros vamos a mostrarte varios trucos para mantener tus alfombras al día!

QUITAR MANCHAS EN ALFOMBRAS

Necesitas:

  1. 50 ml de vinagre blanco
  2. 250 ml de agua

El vinagre, es ideal para limpiar, eliminar gérmenes y desinfectar. No te preocupes por el olor, desaparecerá en cuanto se seque.

Haz esta mezcla y llena un pulverizador.  Si la alfombra tiene cabellos, pelusas, etc, aspira la alfombra primero, o golpéala para que caiga la suciedad. Tiéndela o estírala en una habitación donde pueda darle el sol.  Rocíala con el preparado y deja actuar el producto a ser posible al aire libre durante al menos 3 horas. 

ELIMINAR EL MAL OLOR DE LAS ALFOMBRA

Puede ser que tengas una alfombra algo vieja pero que te encanta, o a veces, por el mismo tejido del que están fabricadas, desprenden un mal olor que inunda la habitación. 

¡Solucionarlo es muy sencillo!

Necesitas: 

  1. Sal. (la cantidad depende del tamaño de la alfombra, aunque lo ideal, es que puedas espolvorear toda la superficie de la misma).

Extiende la alfombra en una superficie plana y espolvoréala con sal.  Luego, enróllala poco a poco, cuidando que quede lo más junta posible y sin espacios. 

Déjala actuar durante un día, desenróllala y aspírala para eliminar la sal y el resto de suciedad. 

QUITAR MANCHAS E HIGIENIZAR ALFOMBRAs

La solución más práctica, inmediata, efectiva y natural, para limpiar las alfombras, es el vapor.  Sólo con agua, podrás tener tus alfombras siempre listas para que los niños puedan jugar sobre ellas sin miedo a que hayan restos de productos tóxicos. 

Necesitas: 

  1. Vaporetto

Es muy sencillo. Sólo debes pasar el vapor por la alfombra a tratar y de manera inmediata, manchas, malos olores, gérmenes y ácaros, desaparecerán al momento. Si la alfombra es muy delicada, te recomendamos que regules el vapor al mínimo o pongas un paño en el cepillo. 

Si la alfombra tiene restos de cabellos, migas, etc, antes hay que aspirarla. Si quieres hacerlo todo a la vez, te recomendamos Vaporetto Lecoaspira, el Vaporetto con función aspiración con el que podrás hacer las dos funciones a la vez, ahorrando tiempo y esfuerzo. 

¡Ponlos en práctica y ten tus alfombras siempre perfectas!

 

 

Productos relacionados

Servicios Polti