De vacaciones con tu perro

Algunos consejos para viajar de manera segura y evitar el malestar de nuestros amigos de cuatro patas

Autor: Editor: Polti Spain Fecha de publicación:
De vacaciones con tu perro

No importa si eliges mar o montaña; viajar en coche con nuestro perro requiere algunas precauciones para garantizar la seguridad de todos los pasajeros y sobretodo favorecer su bienestar.

Descubre aquí como viajar con seguridad con nuestra mascota

 

ANTES DE SALIR

Pit-stop en el veterinario

Programa una visita de control en el veterinario para asegurarte de que tu mascota está al día de todas las vacunas. Si toma habitualmente algún fármaco, asegúrate de tener suficiente para las vacaciones.

Viajas al exterior?

Para viajes al exterior, es obligatorio el Pet Passport y es conveniente verificar con anticipación las limitaciones particulares de ingreso de animales domésticos en el país de destino.

 

PREPARACIÓN DEL VIAJE

Algunos perros adoran viajar en coche, mientras que otros, viven esta experiencia aterrorizados... si tu mascota pertenece a la segunda categoría, puedes adoptar sencillas estrategias para convertir la experiencia de viajar en coche en algo positivo:

Comienza con paseos cortos y ves alargándolos gradualmente, escogiendo un destino agradable ( por ejemplo, un parque)

Ofrécele alguna comida dentro del coche

 

QUE METER EN LA MALETA

 No te olvides de los documentos

Para hacer frente a cualquier eventualidad, es muy oportuno llevar siempre la cartilla sanitaria donde se indique el historial y las vacunas que tiene puestas nuestra mascota, además de los fármacos que tome habitualmente.

Mantener las costumbres

Es importante tener en cuenta las actividades cotidianas de nuestro perro y mantenerlas lo más posible durante las vacaciones, aumentando así su sensación de seguridad. No pueden faltar tampoco  su juguete y su snack preferido.

Los indispensables

Comida y cuenco, bolsas para recoger sus deposiciones, manta o transportín de viaje y el collar con la placa de identificación.

 

DURANTE EL VIAJE

 Respeta el código de circulación.

El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

Por la seguridad de todos los pasajeros, los sistemas de retención son muy importantes; arnes con un enganche, con dos, transportín, rejilla divisoria... pero nunca, sin ningún tipo de sujección.

 

Mantén la hidratación

 La cantidad de agua necesaria dependerá del tamaño del animal, de la temperatura y del nivel de actividad. En general,  es necesario unos 40ml de líquido para cada quilo de peso.

Haz paradas frecuentes

Sobretodo si se trata de un viaje largo, es importante parar con frecuencia para permitir a tu perro el movimiento y liberar toda la energía acumulada.

No dejes nunca a tu perro dentro del coche

La temperatura en el interior del vehículo es siempre muy alta y aumenta muy rápidamente: un golpe de calor podría matarlo en sólo 15 minutos.

Servicios Polti