Corporativo

9 abril 2018

Moppy: cómo comenzó la evolución de la limpieza

Moppy: cómo comenzó la evolución de la limpieza

¿Cómo nació la idea de Moppy, y a que desafíos se enfrentaron?

Entrevista a FRANCESCA POLTI, Directora General del grupo Polti y STEFANO CAPPI Director de Ingenieria de Diseño y Desarrollo que describe el proyecto Moppy

Comencemos la #moppyevolution:

 

1. ¿Cómo nace la idea de Moppy?

SC: La idea de Moppy surge de la necesidad del mercado y de una necesidad comercial de tener un producto fácil de usar, sin cable, similar a las escobas para limpiar suelos.

A partir de la idea inicial, se siguieron una serie de pasos y evoluciones para llegar a la definición del producto.

FP:Moppy fue solicitado por el mercado, por el consumidor. A raíz de investigaciones pasadas, a partir de 2012 ,y luego de forma constante hasta las últimas investigaciones, la necesidad expresada era constante: tener disponible un producto efectivo, que higienizara pero que fuera rápido y práctico de usar todos los días . Los elementos  más molestos siempre fueron los mismos: el cable y el peso.

Moppy se convirtió en un  proyecto ambicioso, los primeros intentos  se llevaron a cabo en el año  2014 con algunas muestras de laboratorio.

 

2. ¿Qué te convenció a la hora de elegir el nombre?

FP: La elección se hizo después de una consulta con 3 agencias. El nombre apareció cuando el producto estaba terminado, por lo que las pruebas conceptuales y las pruebas de usuario en 2 niveles ya se habían realizado (prototipo y progreso del proyecto). El brief compartido fue por lo tanto para estimular / valorizar las ventajas de Moppy: fácil de usar, rápido, agradable, inteligente y fácil. Se hicieron muchas propuestas, pero enseguida el nombre Moppy nos impresionó por su inmediatez (hay una asociación inmediata con la limpieza de pavimentos), se reconoce enseguida, se recuerda fácilmente, es agradable. Además, el nombre se asoció a un  logotipo muy amigable, la sonrisa, y versátil para su uso en la comunicación.

 

3. ¿Cuál fue el punto crítico al que os enfrentasteis en el  desarrollo del producto?

SC: El problema más crítico presentado en el concepto del producto desde el principio fue la gestión de la energía. El input inicial  dado por la compañía pero también por el mercado, era el de conseguir un limpiador a vapor sin cable. El uso de baterías, fue, obviamente, la primera solución técnica hipotética. En los últimos años, las baterías eran  más compactas y económicas, sin embargo, con el vapor, esta elección habría hecho que el producto hubiera sido pesado, costoso y con una serie  de inconvenientes (administración de energía, el desecho, falta de autonomía).

Como resultado, la gestión de la energía siguió siendo el  principal problema:  ¿cómo transferir la  energía generada por la electricidad  en forma de vapor  para limpiar pavimentos a  un producto ligero y práctico? Por lo tanto, se plantearon  hipótesis con diferentes soluciones y prototipos, centrándonos parcialmente en el objetivo, pero penalizando la practicidad y la ligereza. Los prototipos del producto eran demasiado grandes e incómodos debido a soluciones técnicas inadecuadas.

El punto de inflexión vino de la intuición de simplificar el uso de vapor, dispensándolo desde una base de acoplamiento a un paño de microfibra. Este paño  cargado de vapor, eliminaría la suciedad y las bacterias. Los resultados que obtuvimos fueron apreciables por la facilidad de uso y la efectividad del producto del primer prototipo y también por laboratorios externos validados.

Durante el desarrollo, otro aspecto crítico fue la de crear un producto que fuera perdurable en el tiempo y que evitara la formación de cal debido al uso prolongado del producto. Por lo tanto, creamos  modelos experimentales de calentamiento, buscando un sistema adecuado que no permitiera la acumulación de cal para poder utilizar agua del grifo, que es económica y de fácil acceso. Además, Moppy consume unos gramos de agua contra la gran cantidad requerida por los sistemas de limpieza tradicionales.

FP: He asistido y apoyado todas las frases críticas y, aunque hacer una elección en lugar de otra ha implicado una dilatación de los tiempos, el resultado nos ha convencido y satisfecho. Abordar estos problemas críticos nos ha llevado a las soluciones que finalmente se han adoptado. Seguramente, la elección más desafiante que tuve que enfrentarme, fue decidir dónde producir Moppy: en Italia o con un partner asiático. Me alegra que se fabrique aquí, en Italia, en nuestra fábrica, con personas que creen en este producto tanto como yo. Las soluciones encontradas nos permiten posicionarnos en el mercado con un precio adecuado para la innovación, y no creemos que la ventaja económica de una producción no italiana haya sido relevante para el consumidor.

Por el contrario, las ventajas de una producción italiana son visibles: flexibilidad en la  producción y una ventaja social y ambiental.

 

4. ¿Qué esperas de este producto?

FP: Que se convierte en sinónimo de categoría de productos básicos como Vaporella y Vaporetto. Me gustaría que un día, en pocos años, se diga "tráeme el  Moppy", incluso si es de otra marca. Moppy es un producto que no existía. No es una mopa, no es una fregona. Es el "Moppy". Lo considero un producto muy cercano a nuestra visión. Hace poco tiempo, un área de Como permaneció sin agua. Leí algunos comentarios en las redes sociales que los litros de agua asignados a las personas eran pocos para llevar a cabo todas las actividades (lavar, cocinar) y esta cantidad no era suficiente para  todo. Para limpiar el suelo, con un cubo y una fregona, por ejemplo, son necesarios  más de 5 litros. La reflexión que me vino  a la cabeza es cuánta agua se usa para limpiar los pavimentos; quizás sea un uso poco útil de un recurso tan importante y cada vez más escaso. Moppy consume muy poca energía, en comparación con el consumo de agua necesario. Responde a una necesidad profundamente consciente de ahorro y protección.

SC: Cuando hay un desarrollo técnico, hay dos riesgos: que un proyecto / producto sea agradable desde un punto de vista técnico pero no muy efectivo o que sólo esté vinculado a la moda actual. El objetivo de la empresa siempre ha sido crear productos que se utilicen, que el consumidor / usuario pueda decir "este es el producto para mí, lo necesitaba, ¡es útil!".

La expectativa que tengo en Moppy es esta: que la gente lo compre y lo use. En general, esto puede traer mejoras (hábitos, limpieza) para el usuario, pero también para el medio ambiente.

 

5. Moppy en manos de... ¿Quién te gustaría que lo utilizara (celebridad, influencer, familia) y por qué?

FP: Chiara Ferragni y Fedez porque, como un bolso, puede considerarse un objeto de moda. ¿Además, hace poco tuvieron un bebé, verdad? ¡Realmente lo necesitan! La otra pareja es Barack y Michelle Obama porque me encantaría conocerlos  y por su compromiso y atención en  temas que  son cercanos para nosotros (por ejemplo, el medio ambiente).

SC: Para mi madre, para todos. Me gusta especialmente ver a los jóvenes que usan Moppy y cómo disfrutan usando del producto

FP: Moppy es un producto democrático, todos pueden usarlo, ¡nadie se ofende!

 

Lee más  sobre Moppy y la nueva experiencia de la limpieza.

Los primeros prototipos de Moppy
 

Producto relacionado


  • Moppy Red

    LA MASCOTA DE LA LIMPIEZA: Higieniza sin detergentes con el paño cargado de vapor.

    129,00 €
    Leer más
  • Moppy White

    LA MASCOTA DE LA LIMPIEZA: Higieniza sin detergentes con el paño cargado de vapor

    129,00 €
    Leer más
  • Moppy Black Premium

    LA MASCOTA DE LA LIMPIEZA con extra paños: limpia y sanifica con la fuerza del vapor

    Precio Habitual: 149,00 €

    Special Price 99,90 €

    Leer más

Servicios Polti