¿Cómo planchar una camisa?

Descubre cómo planchar una camisa de manera que quede perfecta nuestros consejos. Aprovecha la fuerza del vapor en tu planchado.

Autor: Editor: Polti Spain Fecha de publicación:
¿Cómo planchar una camisa?

Las camisas son una de las prendas que más tememos a la hora de enfrentarnos a ellas para plancharlas, pero con estos sencillos trucos ¡será un juego de niños! Si quieres averiguar cómo planchar una camisa y no morir en el intento, ¡sigue leyendo!

Cómo planchar una camisa en 5 sencillos pasos

1. Ten a mano tu Vaporella y tu tabla de planchar. Regula la altura de la tabla de manera que no tengas que forzar la espalda para planchar la prenda. Comprueba que el depósito de Vaporella está lleno de agua, y revisa las etiquetas de las prendas que tienes que planchar. Regula la temperatura de Vaporella según el tejido... ¡comenzamos!

2. Empezaremos por el cuello y los hombros. Coloca la camisa desabrochada sobre la tabla, y comienza a planchar el cuello. Con solo una pasada, será suficiente para eliminar todas las arrugas que pueda tener. Luego, ayudándote de la forma redondeada de la tabla, coloca la parte de los hombros de la camisa y desliza suavemente la plancha sobre ambos, primero el izquierdo y después el derecho, o viceversa.

3. Ahora, pasemos a las mangas. Colocamos una de las mangas en toda la superficie de la tabla y comenzaremos planchando los puños, y posteriormente, toda la manga. Para evitar las antiestéticas rayas, evita los laterales, plancha siempre por el medio, sin llegar totalmente a los extremos laterales.

4. Llega el momento del frente y los botones. Coloca la parte de la camisa que lleva los botones (o la que tiene los ojales, esto va a gustos) sobre la tabla, y pasa tu Vaporella sobre la tela. Verás como por arte de magia, las arrugas desaparecen de una pasada, y no tendrás que preocuparte por los botones o bolsillos, ya que su suela de alto poder deslizante, pasa por encima sin inmutarse. Cuando hayas acabado, coloca la parte que no hayas planchado sobre la tabla y sigue los mismos pasos.

5. Y por último...¡la espalda! Esa parte es muy sencilla de planchar. Solo tienes que colocar la camisa boca abajo e ir extendiendo la superficie de la tela conforme la vamos planchando. ¡Y listo! Camisas perfectas en segundos y sin esfuerzo.

Si te estabas preguntando cómo planchar una camisa en tu propia casa, ¡ya no tienes excusa! Aprovecha la fuerza del vapor para obtener resultados profesionales. !Mira también el vídeo https://youtu.be/4cWIGKZBPac!

Productos relacionados

Servicios Polti