¿Cómo planchar una camiseta?

¿Cómo planchar una camiseta y doblarla? Aprende más con nuestros trucos y consejos

Autor: Editor: Polti Spain Fecha de publicación:
¿Cómo planchar una camiseta?

Te enseñamos como planchar una camiseta y doblarla en pocos minutos y ¡con resultados perfectos!

  1. Prepara tu Vaporella y tu tabla de planchar.  Revisa las etiquetas de las prendas que tengas que planchar, y agrúpalas por tejidos,  para no tener que cambiar la temperatura constantemente. (Si tienes una La Vaporella XT100C, estás de suerte, puedes planchar con el programa Universal sin tener que preocuparte de quemar tu ropa)  Si no estás seguro de si la prenda en cuestión soportará altas temperaturas, prueba en una pequeña porción de tela del dobladillo interno, por ejemplo. 
  2. Coloca la camiseta sobre la tabla de planchar y comienza planchando el cuerpo de la misma.  Para hacer el cuello, ayúdate de la punta de la plancha. 
  3. Estira las mangas y plánchalas en último lugar.  ¡Y ya está! El vapor es tan potente, que no tendrás que darle la vuelta para planchar la parte de atrás. ¿A que era fácil aprender cómo planchar una camiseta?
  4. Ahora que ya tienes perfectamente planchada tu camiseta, sólo queda doblarla. Para ello, colócala sobre la tabla de planchar  y sitúate de  forma que el cuello de la camiseta quede a tu derecha y la parte inferior a tu izquierda. Imagina una línea que recorra la camisa desde la punta del hombro hasta la parte inferior de la prenda. Pellizca esta línea por la mitad con la mano izquierda y usa tu mano derecha para coger el final de la línea del hombro. Recuerda que debes coger también la parte trasera de la camisa. Mueve la mano derecha sobre la izquierda hacia la parte inferior de la camisa y usa la mano que coge el hombro para coger también la tela de la parte inferior de la camiseta. Descruza las manos, sujeta la camisa y termina el doblado bajando la camisa sobre la manga suelta.

Ejemplo de cómo planchar una camiseta

Y como una imagen vale más que mil palabras, te dejamos este vídeo para que puedas verlo en directo. 

 

Recuerda que, tan importante como el centro de planchado que utilices, lo es la superficie sobre la que lo haces.  Nuestras tablas de planchado, dejan pasar el vapor para no humedecer los tejidos, son estables, seguras y ocupan muy poco espacio. 

 Echa un vistazo a la gama de tablas de planchado Polti ¡Ahora están de oferta!

 

Servicios Polti