Las alfombras se han convertido en elementos imprescindibles en la decoración del hogar. Añaden calidez, confort e interés visual a cualquier espacio de la casa, al tiempo que reducen el ruido y ayudan a lograr un aspecto cohesionado. Sin embargo, la mayoría de los propietarios tienen una relación de amor-odio con las alfombras, debido a que estos elementos decorativos también se ensucian con facilidad, ya que están sometidos a un tráfico intenso, derrames, manchas y acumulación de suciedad y alérgenos por su ubicación y características. Aspirar con regularidad es importante para eliminar el polvo y garantizar que las alfombran se mantengan en perfecto estado. Pero, de vez en cuando, también se deben limpian en profundidad para eliminar malos olores o manchas ocasionadas por el uso cotidiano. En esta guía explicaremos cómo limpiar alfombras en casa para que conserven su mejor aspecto.

¿Por qué es importante limpiar las alfombras regularmente?

Las alfombras son un caldo de cultivo para los ácaros del polvo, bacterias y hongos, a menudo invisibles a simple vista. De hecho, diversas investigaciones, como la realizada por el Dr. Philip Tierno, microbiólogo e inmunólogo del NYU Langone Health y autor del libro ‘The Secret Life of Germs’ (La vida secreta de los gérmenes), han descubierto que una alfombra puede contener hasta 200.000 bacterias por centímetro cuadrado, es decir, unas 4.000 veces más que el asiento de un inodoro. Estas invasiones se producen porque un adulto medio expulsa alrededor de 500 millones de células de la piel cada día, que se incrustan en las alfombras y sirven de alimentos para los ácaros del polvo. A esto hay que sumar las partículas de comida, polen y caspa de mascotas.

¿Con qué frecuencia hay que limpiar las alfombras?

La frecuencia con la que hay que aspirar y limpiar en profundidad las alfombras varía en función del estilo de vida de cada persona. Para una casa pequeña o una familia que rara vez está en casa durante el día, con aspirar las alfombras al menos una vez a la semana puede ser suficiente para evitar que la suciedad y el polvo se asienten y penetren profundamente las fibras. Sin embargo, las personas que tienen niños, mascotas o familiares con alergias necesitan aspirar y limpiar las alfombras con más frecuencia, como mínimo dos o tres veces por semana.

¿Cómo limpiar alfombras en casa de forma fácil?

cómo limpiar alfombras en tu hogar

Mantener las alfombras limpias en casa es muy importante, ya que sufren un desgaste constante a causa del calzado, los derrames e incluso las mascotas. Permitir que el polvo y las partículas de suciedad permanezcan en las fibras de las alfombras hace que tengan un aspecto apagado y retengan olores, lo que acaba desgastando el soporte y las fibras de estos elementos decorativos. Para evitar que esto ocurra, aquí dejamos una serie de consejos sobre cómo limpiar alfombras en casa de manera fácil y efectiva.

Elimine el polvo y la suciedad aspirando la alfombra

Un aspirador, como el Polti Forzaspira C115 Plus, es la primera línea de defensa contra el polvo y la suciedad, y puede ayudar a mantener las alfombras como nuevas durante más tiempo. Tómese el tiempo necesario para retirar los muebles y cualquier otro objeto de la alfombra antes de comenzar a aspirar. Aspire despacio y repase varias veces las zonas más transitadas, asegurándose de cubrir toda la superficie para obtener los mejores resultados.

Trate las manchas de la alfombra de manera individual

La limpieza de manchas y derrames es una parte importante del mantenimiento de las alfombras. Es fundamental actuar inmediatamente después de identificar las manchas, ya que cuanto más tiempo pase más difícil será deshacerte de ellas. En caso de que se derrame alguna bebida, presione suavemente con un paño o una toalla de papel sobre la zona afectada para absorber el líquido de la sustancia derramada. También puede aplicar un quitamanchas, ya sea natural o químico, rociándolo directamente sobre las manchas y dejándolo reposar durante unos minutos. Transcurrido ese tiempo, utilice un paño limpio para secar la alfombra poco a poco hasta eliminar las manchas. Si se trata de manchas sólidas, puede utilizar una cuchara o un cuchillo sin filo para quitar los elementos sólidos. Nunca frote una mancha con cereales, pastas o snacks, porque la empujará más profundamente en las fibras de la alfombra.

¿Cómo limpiar alfombras en seco en casa?

Por norma general, la mayoría de las alfombras son demasiado grandes como para lavarlas en la lavadora o con productos líquidos. Por este motivo, es importante saber cómo limpiar alfombras en seco en casa. La mezcla de bicarbonato de sodio y sal es, sin duda, uno de los principales métodos para limpiar alfombras en seco.

  • Aspire previamente la alfombra. Antes de usar la mezcla de bicarbonato de sodio y sal, debe aspirar la alfombra para eliminar todo el polvo y suciedad posible.
  • Mezcla bicarbonato de sodio y sal. En un cuenco pequeño, mezcle bicarbonato de sodio y sal a partes iguales.
  • Espolvorea la mezcla de bicarbonato de sodio y sal. Espolvorea generosamente la superficie de la alfombra con la mezcla de bicarbonato de sodio y sal, y deje actuar durante varias horas o toda la noche antes de pasar la aspiradora.

¿Cómo limpiar alfombras con vapor en casa?

El vapor es, sin duda, la solución más efectiva, natural y práctica para limpiar las alfombras. Con los productos de limpieza a vapor Polti, como el Vaporetto Lecoaspira FAV50, puede limpiar en profundidad las fibras de las alfombras, haciendo que ácaros, manchas y malos olores desaparezcan de manera inmediata. ¿Quiere saber cómo limpiar alfombras con vapor en casa? ¡No se pierda estos pasos sobre cómo lavar una alfombra en casa de manera efectiva!

  • Elimine todos los obstáculos

Antes de limpiar la alfombra con vapor, quite todos los muebles y objetos de la estancia para que pueda acceder a todas las partes de la alfombra.

  • Aspire y limpie la alfombra

Aspire la alfombra para eliminar la suciedad, el polvo y el pelo de las mascotas. También debe tratar las manchas antiguas antes de limpiar la alfombra con vapor, ya que las altas temperaturas pueden fijarlas. Una aspiradora adecuada será tu mejor aliada para esta tarea.

  • Llene el limpiador a vapor con agua caliente

Llene el limpiador a vapor con agua caliente. Siga las instrucciones de la máquina para determinar la cantidad adecuada. No es necesario agregar ningún producto químico, ya que el poder del vapor es todo lo que necesita.

  • Limpie profundamente la alfombra

Empiece en la esquina de la habitación y realice una pasada lenta hacia delante y hacia atrás por la zona de la esquina de la alfombra. Suelte el gatillo y efectúe otra pasada lenta hacia delante y hacia atrás por la misma zona. La clave está en trabajar despacio, dándole a la máquina el tiempo necesario para que absorba la humedad. Esto se debe a que la humedad dejada por una limpieza demasiado rápida puede causar moho en la alfombra. Repita este proceso hasta que el agua del depósito parezca limpia. Pase a la siguiente zona, yendo hacia atrás de la estancia y volviendo a empezar el proceso. Continúe hasta que toda la alfombra esté limpia.

  • Espere a que la alfombra se seque

Por norma general, la mayoría de las alfombras suelen tardar de seis a ocho horas en secarse cuando se utiliza un limpiador a vapor doméstico, aunque a veces pueden tardar hasta 24 horas.

[related_products is_auto_added="1"]