El 21 de agosto es el día mundial de los emprendedores, una fecha que tiene como objetivo difundir y promover la cultura de la empresa, la innovación y el liderazgo.
Es una oportunidad para conocer a jóvenes emprendedores y animarles a llevar a cabo nuevos proyectos.
Con motivo de este día, Francesca Polti nos cuenta como gestiona la empresa y nos da algún consejo.

¿Qué significa ser una joven emprendedora en una empresa familiar?
 Significa desarrollar el rol de líder con disciplina y rigor, que no quiere decir crear un ambiente de trabajo rígido e inflexible. Creo que el valor añadido que una mujer directiva puede aportar a la empresa es la determinación, combinada con  un gran espíritu de colaboración, flexibilidad y escucha, condiciones que favorecen el cambio y la innovación.
Una de mis grandes ambiciones es la de convertir la empresa que fundaron mis padres hace 40 años, de una empresa familiar a una una gran empresa. El respeto por los procedimientos es importante, pero sin perder de vista los aspectos positivos de un ambiente informal y caracterizado por la flexibilidad.

¿Cuál es el secreto para llegar a ser un empresario de éxito?
Crear un equipo cohesionado, competente. Ser capaz de transmitir pasión, energía, entusiasmo y determinación. Motivar y animar a las personas es fundamental para alcanzar los objetivos establecidos.

¿Qué cualidades debe tener un joven empresario?
Debe ser tenaz y tener determinación, pero a la vez, ser flexible, tener capacidad de escucha y las capacidades necesarias para planificar y alcanzar los objetivos.

 Qué consejos le darías a un joven que decide abrir una nueva empresa?
Abrir una empresa hoy en día significa tener coraje y dedicación. El consejo que le daría es el de no caer ante el primer obstáculo, y verlo como una oportunidad, pensar en el "consumidor", escuchar al mercado, escuchar a los clientes e innovar. Y sobre todo,  aconsejaría rodearse de un equipo de personas con capacidades específicas, valorarlas y motivarlas.