Algo tan sencillo como planchar un poco tu ropa puede hacer maravillas por tu aspecto y la forma en la que te sientes contigo mismo. Y por suerte, invertir en una plancha de ropa de alta calidad puede convertir esta tarea en un juego de niños. 

Pero, ¿cómo elegir la plancha para ropa ideal cuando hay tantas entre las que elegir? Para ayudarte a elegir la mejor opción, hoy te contamos algunos de los puntos más importantes a tener en cuenta.

Paso 1: escoge el tipo de plancha de ropa

Las planchas pueden clasificarse en tres categorías principales: secas, de vapor y verticales. Dependiendo de lo que necesites y de tus preferencias, te pueden venir mejor unas u otras.

El tipo de plancha de ropa más sencillo y económico es la plancha en seco. Carecen de las capacidades sofisticadas de otros tipos, pero son fáciles de usar y ligeras. 

La plancha de vapor es la más utilizada. Para borrar las arrugas con más eficacia que las planchas en seco, emplean el vapor que producen al calentar agua en su tanque. Incluso puedes utilizar la función de rociado de algunos modelos para alisar esas molestas arrugas. Son una gran opción si buscas resultados rápidos y efectivos.

Y por último, si prefieres una solución más rápida que te permita planchar sin necesidad de una tabla, las planchas de ropa verticales se están volviendo una opción cada vez más demandada. Suelen ser más grandes que las otras alternativas, pero su vapor potente puede eliminar arrugas sin esfuerzo y en menos tiempo.

Un centro de planchado a vapor revolucionará el planchado de tu hogar llevándolo a otro nivel. Estos aparatos, mucho más potentes que una plancha convencional, tienen un gran poder gracias al uso del vapor.

Paso 2: evaluar las características de la plancha de ropa

Una vez que tengas claro el tipo, tendrás que investigar las especificaciones de la plancha para ropa antes de hacerte con una. Aquí tienes algunos ejemplos de temas en los que pensar:

  • Capacidad del tanque de agua: en las planchas de ropa a vapor, una mayor capacidad permitirá más tiempo de planchado antes de tener que rellenar el tanque.
  • Potencia: una plancha con una alta potencia se calentará más rápido y emitirá un vapor más potente, facilitando la eliminación de las arrugas.
  • Peso: si bien una plancha pesada puede ser más eficaz para quitar arrugas, también puede ser más cansada de usar si tienes un gran cerro de ropa.
  • Tipo de suela: las suelas de plancha pueden ser de acero inoxidable, cerámica o teflón. Las de acero inoxidable son duraderas y retienen bien el calor, las de cerámica se deslizan mejor y las de teflón no se pegan a la ropa, así que todas tienen ventajas y desventajas.
  • Funciones adicionales: algunas planchas incluyen extras interesantes como el apagado automático, la capacidad de producir vapor a temperatura baja, o un rociador de agua integrado. 
  • Accesorios: otra de los aspectos clave a tener en cuenta es en los accesorios para plancha con los que puedes contar.

Paso 3: escoge una plancha de ropa segura

Elegir un modelo pensando en la seguridad es algo que no mucha gente tiene en cuenta, pero que es realmente importante. Funciones como el apagado automático pueden ayudar a reducir mucho los accidentes, ya que la plancha se apaga automáticamente después de transcurrido un tiempo determinado cuando se deja desatendida.

Además, asegúrate de que la plancha es estable. Una plancha inestable puede volcarse rápidamente, lo que puede resultar en una quemadura o, en el peor de los casos, en un accidente más serio. Y por último, si tu plancha para ropa tiene ajustes de calor regulables, podrás usarla con más tipos de ropa sin dañar tus prendas.

Paso 4: ¿cada cuánto vas a usar tu plancha?

La mejor plancha para ti dependerá de la frecuencia con que necesites estirar tu ropa. Una simple plancha en seco podría ser adecuada si sólo planchas de vez en cuando. Sin embargo, una con generador de vapor puede ser una compra que merezca la pena si planchas con frecuencia un gran número de prendas.

Piensa también en el tipo de prendas que vas a necesitar estirar. Si planchas con frecuencia tejidos delicados, elige una plancha para ropa con una configuración de calor suave. Por otro lado, si a menudo planchas telas más gruesas como lino o tela vaquera, te vendrá mejor un modelo con una alta salida de vapor.

Paso 5: Comprueba los comentarios y las comparaciones de precios de cada plancha 

Antes de dar el salto, lee varias reseñas sobre las planchas que te interesan antes de comprarlas. Así tendrás una idea más clara de su fiabilidad y rendimiento. En este sentido, una buena idea puede ser echar un vistazo a los comentarios dejados por personas que ya han comprado los modelos que has visto.

Por supuesto, fíjate también en el precio. Puedes encontrar muchas gamas distintas, desde los modelos baratos que cuestan unos 15€ hasta las más caras que pueden estar por encima de los 200. Y las planchas que cuestan más dinero suelen tener más funciones y funcionar mejor; pero no siempre es así. Una buena plancha puede ser asequible, así que no dudes en invertir algo de tiempo en buscar gangas.

En cualquier caso, haz tus deberes y toma una decisión con conocimiento de causa. ¡Solo así podrás disfrutar planchando! En Polti te lo ponemos muy fácil, ya que tienes gran variedad de modelos donde escoger.

[related_products]